Mujer, madre, doula y feminista.

Mucho se podría debatir sobre el orden de estas cuatro palabras, quizás el más correcto sería mujer, feminista, madre y doula. ¿Por qué? Porque el hecho de ser mujer abarca todas y cada una de las opciones, momentos, estares y lugares de tu vida y de tu ser, cuando el ser madre no, o al menos no exactamente al 100% (aunque a día de hoy es lo más importante de mi vida). El de ser doula también lo eres, desde lo más profundo, pero sólo a “tiempo parcial”, no eres doula mientras compras en el super, por ejemplo, pero el hecho de ser feminista y de haberte puesto algún día lejano ya “las gafas violetas” hace que todo lo veas diferente, y lo analices, desde la compra en el súper hasta tu propia maternidad.

Cuando todas estas facetas se aúnan en tu vida, nada volverá a ser igual. Porque desde la publicidad que nos asalta cuando viajamos en coche, las funciones que se te “presuponen” por el hecho de ser mujer y madre (de las de la asociación ASMA que diría mi amiga Dina, Afectadas por el Síndrome del Marido Ausente) hacen que te cuestiones todas y cada una de las facetas que están a tu alcance, desde las jornadas laborales, las actividades extraescolares (si hijo sí, hasta ahí hemos llegado), los productos de higiene, todo con tintes marcadamente sexistas.

Quizás uno más de los miles de prejuicios que tenía en mi cabeza era que feminismo se asociaba sólo a derecho a decidir NO ser madre cuando no se quería, que también, pero cierto es que poco se ha hablado de las mujeres madres feministas que han decidido serlo conscientemente e informadas, sobre todo de aquellas que optaron (u optamos) por un tipo de crianza malentendida desde fuera (lo cual poco me importa) pero vivida desde el apego y la consciencia. Opiniones como que poco moderna eres, tú que eres tan feminista, y no aprovechas los adelantos de la tecnología para criar a tu hijo (véase adelantos entendidos como artefactos capitalistas que supuestamente nos ayudan a estar más libres de nuestros hijos…), tú que eres tan feminista, como dejas de “trabajar” y vuelves al hogar para estar “solo” con el… Porque la diferencia está en quien lo elije libremente , conscientemente, sin condicionantes, ni económicos ni ideológicos. Sí, quiero ser madre, feminista, y volver al hogar para criar a mi hijo YO, aunque eso suponga muchas renuncias, pero mientras seguiré luchando para que no sean siempre las mujeres las que tengan que renunciar a ello, ni las que tengan peores condiciones laborales por ello, ni las que tengan peores salarios por ello, por descansos por maternidad, que no bajas, no estamos enfermas, más amplios (en tiempo y en personas) que te permitan ser libres de verdad, de querer hacer lo que deseas, porque no olvidemos, eso sí, que la maternidad es y ha sido por los tiempos de los tiempos, por siempre jamás, el yugo de las mujeres sobre el que la sociedad patriarcal ha proyectado sus miedos y sus paranoias, sobre el que se ha consolidado como un mundo pensado por y para los hombres, donde la economía pensada en global no existe, más que pensada desde la globalidad lógica del capitalismo, y donde todos los privilegios que ostentan los han conseguido a costa de pisar al otro, mejor dicho, a la otra.

Así que desde aquí quisiera agradecer a todas las profesionales que de una manera u otra me han hecho encajar todas las contradicciones de mi vida, me han colocado las gafas y me las han sujetado cuando tambaleaban, las que me han ayudado a entender que por ser feminista no tienes por qué ser la antidoula (te quiero Martita), que puedes ser feminista y madre que vuelve al hogar, que todo se resume en tres palabras, derecho a decidir, y una última, empoderamiento.

Ana G. Fernández.

Etiquetado en:, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies